La última gota

Creo que de todas las cosas que he vivido al regresar al trabajo, lo que mas me entristece es ver cómo la cantidad de mi leche se disminuye lentamente. En 1 mes pasé de llenar 6oz cada 3 horas, a tener las mismas 6oz sumando toda la leche del día.

Aceptar que ya no puedo seguir amamantando a mi gordo de manera exclusiva ha sido difícil, siento que estoy perdiendo esa conexión, ese momento que sólo tenemos los dos, esa capacidad de darle de mi cuerpo el sustento, o a veces sólo el confort.

Pero bueno algún día iba a pasar…

image

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *