La imaginación se está extinguiendo

La revolución industrial trajo el miedo de que las máquinas reemplazarían a las personas en las fábricas y la gente se quedaría sin trabajo. Oppenheimer posiblemente no esperaba Little Boy o Fat Man cuando estuvo en Göttingen.

Igual, esas y muchas otras cosas pasaron como consecuencia de una simple idea que tomó otro rumbo.

Vivo de la tecnología, creo en ella y en todas las cosas buenas que han salido y seguirán saliendo de su uso. Pero no puedo ser ignorante o indiferente a la tragedia que ha traído con ella.

La imaginación se está extinguiendo.

… continuará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *