Ese sueño llamado “Dormir”

Han pasado casi 7 meses (los 5 de David más los últimos 2 del embarazo) y puedo contar con una mano la cantidad de noches que he tenido calidad de sueño. Estoy agotada. Estamos agotados.

Cada vez que oigo a un padre o una madre decir que su bebé duerme seguido la noche o que en tanto lo ponen en la cuna se duerme, me dan ganas de agarrarlos por las greñas y hacerlos pasar una noche en mi casa a la merced de David “el peleador del sueño”.  Si mi hijo tuviera un super poder sería el de “combatir el sueño” porque eh ave maría si que lucha.

Y cuando los oigo darme los mil consejos, sobre todo ese de “deje llorar al niño” me provoca meter esos comentarios en un tarrito de púas y ponerlo en algún lugar muy especial.

Si, lo hemos probado todo! Y sabemos perfectamente cual es nuestro problema y lo estamos resolviendo…  Pero toma tiempo, y mientras tanto estamos sin dormir.

Y es que el condenado sabe y pone esa carita de “yo no fui” y en medio de la noche saca una deslumbrante sonrisa que llena el alma. Quien se enoja con esa carita?

Espero en un par de semanas reportar que estamos durmiendo derecho y por ahí entonces un resumen de nuestra experiencia, los intentos fallidos, los errores que cometimos y lo que por fin funcionó. Por ahora, cambio y fuera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *