No es la falta de comunicación, es la equivocada interpretación

Sé que parece un tecnicismo, pero me ha llevado a concluir que la diferencia de interpretación causa muchos más problemas que los problemas de comunicación.

A: “Eso no es lo que quice decir”

B: “Pero si eso fue lo que dijiste”

¿Cuántas veces no nos hemos visto en medio de esa conversación?. Con suerte, si al menos uno de los dos es un ser inteligente, entenderá que la diferencia es de interpretación (no de cera en los oídos), y le dará un giro a esa conversación para sacar el mejor provecho. En el peor de los casos esto suele terminar en una discusión, especialmente, cuando además de lo dicho, ya se ha hecho algo que no era lo que se pretendía.

Porque las palabras no lo son todo, también lo son los gestos, el tono y la actitud. Todo eso contribuye a la interpretación del mensaje.

Ya lo dice el viejo y conocido refrán: “Cada quien ve lo que quiere ver” y este caso el verbo será “escuchar” pero igual aplica. El emisor y receptor recibieron las mismas palabras pero el dios de la ambigüedad hizo que el mensaje no fuera el mismo. Es interpretación. Ni buena ni mala, simplemente diferente. Equivocada, porque no era el mensaje que se quería transmitir.

Interpretar, según la real academia de la lengua tiene una definición que particularmente me gusta:

“Concebir, ordenar o expresar de un modo personal la realidad” 

y es en donde creo reside la madre de este enigma. Ese modo personal tiene que ver, nada más y nada menos con la forma en como cada uno, de manera individual concebimos el mundo. Y eso, ha sido el resultado incompleto (porque día a día lo vamos construyendo) de nuestras experiencias, que han sido explotadas por nuestra inteligencia y de la que hemos aprendido. Básicamente, para quienes nos tomamos a pecho la vida, ese modo personal, son nuestros principios de vida.

Entonces, cuando alguien nos dice algo, nuestra mente tiene que filtrarla con los coladores que conoce, aquellos caminos que nuestras neuronas han formado, y entonces la interpretación de las palabras cobra un significado que podemos comprender y nos prepara para reaccionar. Y cuando decimos algo lo hacemos como la expresión de nuestra realidad personal. A veces esa mezcla no resulta compatible con la del otro.

Por ejemplo, es tan fácil llenarnos de sentimientos cuando alguien nos dice algo y nosotros nos sentimos ofendidos. Seguramente, porque es lo que nosotros usamos para ofender. Me pasa todo el tiempo con el sarcasmo. Mientras para mi es simplemente una forma humorística de ver lo obvio, para otras personas es un ejemplo de falta de respeto, intolerancia y grocería. Mea culpa.

En caso práctico, nuestras tradiciones son una forma de ver la realidad. Pero en una cultura diferente a la nuestra tiene un significado diferente. Ocurre en toda escala, pero si uno lo piensa detenidamente es la misma situación. Mi amigo de la India se sintió muy incómodo cuando para saludarlo lo abracé y le di un beso en la mejilla. Pobrecito! todavía recuedo la cara que tenía cuando me le aparté. Para mi colombiana forma de ser, es la cosa más normal del mundo. Para el yo estaba ofendiendo a mi pareja que además estaba allí presente, teniendo ese acto de afect con el, un hombre soltero, que no es de mi familia. No hubo daños colaterales, sabemos que somos de culturas diferentes, una corta explicación resolvió el asunto (lección aprendida para mi).

Puede que uno de los dos no sepa hablar, puede que el otro no sepa escuchar. Pero también puede ser que aunque ambos hablen y escuchen, ninguno de los dos tiene en cuenta a su interlocutor. Y esto ocurre nefastamente con quienes son más cercanos a notrosos. Padres, amigos, hijos, hermanos. Damos por sentado que las palabras, gestos, tonos y actitudes tienen el mismo significado en la realidad que para nosotros. Inevitablemente, se hacen daños que para algunos resulta irreparable. Se esconde bajo palabras como sumision, orgullo, obediencia, o la excusa que sea.

Cuando hablo, no hablo para mi, sino para quien me esta escuchando, trato de ponerme en sus zapatos, recrear su forma de ver el mundo, y acercar mis palabras lo que mejor pueda a su estilo de interpretación. Es mi manera de hacer mis conversaciones más efecivas. Y debo decir que me he ahorrado muchos problemas innecesarios de interpretación.

La inocencia ¿es un pajazo mental?

¿En qué momento se corrompe esfuma la inocencia?

A veces tengo problemas para diferenciar un acto inocente de un acto ingenuo. Para muchos la inocencia es parte de la ignoracia que proporciona la incapacidad de ver el mal en algo, la malicia, lo sucio, lo perverso. Para otros ingenuidad es no ver “lo obvio” y creer que todo es arcoiris y flores, lo que en últimas me suena a el mismo desconocimiento de la verdad. A la larga creo que es simplemente un tecnicismo, pero no estoy segura.

En medio de mi dilema moral, me pregunto en qué momento los adultos tenemos la autoridad para decidir que es momento de acabar con la inocencia de un niño al introducir en su burbuja un poco de verdad.

Si, la verdad no es para nada rosas y arcoiris, tiene muchas cosas perversas, nocivas y a veces hasta miedosas. Pero de alguna manera nos empeñamos (los adultos) a ignorar y maquillar toda esa verdad, discimularla, esconderla, y a veces en el peor de los casos, mentir. Todo con el propósito de “mantener la inocencia” de un niño/una niña.

Cientos de temas tabus, y al interior los adultos de cada familia se debaten entre si es o no hora de hablarle al niño/la niña sobre “eso”. Y con el paso de los años cuando nos hacemos grandes, no sabemos si por esas decisiones de nuestros adultos perdimos años de inocencia o al contrario a veces somos muy pendejos ingenuos. Al final de cuentas son cosas que no podemos hechar atrás y hay que aceptar que son así.

Yo creo que es el instinto protector de todo adulto querer preservar la inocencia de su pequeño/pequeña. Pero por más que lo intentemos nunca será perfecto. Y como dice el dicho “todo a su debidad edad” hasta parece fácil. Pero ¿Cómo medimos cuál es “esa” edad? ¿Quién tiene esa medida mágica? ¿Quién puede predecir que es lo que va a resultar mejor?

Ahora no se si la inocencia realmente es una palabra bonita para llamar a la ignorancia. Porque cuando se es niño se te permite ser inocente, pero cuando eres grande entonces ¿eres ignorante? Ah, tal vez son más tecnicismos.

Creo que sólo nos queda creer en nuestro instinto.

El país que nos merecemos

Hoy con mucha rabia acumulada de años de frustración y aparente impotencia me pregunto una vez más ¿cuál es el país que los colombianos nos merecemos? Nos la pasamos hablando con nostalgia de la Colombia de antes!, pero fallamos al no preguntarnos ¿quiénes eran los colombianos de antes? No somos ni la sombra de su lucha, su sudor, su orgullo colombiano. Hoy tenemos el país que nos merecemos… nos olvidamos a ser mejores! no podemos merecerns un país mejor si no luchamos por él.

Vivimos en una Colombia con robo a plena luz del día, impunidad para los que tienen plata, violencia en las calles y en las casa, matrato infantil, familiar y laboral, abuso del las minorías, irrespeto por el otro, corrupción en todos los escalafones sociales, y la lista puede continuar, pero creo que mi punto está claro.

Para nadie es un secreto, y tristemente ya casi no quedan niños inocentes, si no es porque son agentes de violencia, es porque son víctimas activas o pasivas. Desde pequeños les enseñamos a estar “moscas” por si acaso y los volvemos insensibles a cargar con miedos, fobias y terror al punto que non pueden ser libre… nadie es verdaderamente libre en Colombia, hemos olvidado lo que significa la palabra libertad.

¿Y que hacemos al respecto?, Nada.

Nos hemos acostumbrado a quejarnos en la sala de la casa, en la comodidad de un almuerzo familiar, o sentado alrededor del televisor viendo las noticias. Nos escondemos detrás de los chismes de la farándula, los realities, las telenovelas, los reinados de belleza y ese cuento chimbo de que Colombia es un país hermosísimo…

Fantasía! estúpida, inútil y viciosa fantasía de realidad!

Colombia, tu realidad es una mierda!!! despierta ya!, deja de perderte en medio de tanta superficialidad, tanto vacío moral. Abre los ojos, y mira en los que nos hemos convertido y acepta de una vez por todas con responsabilidad las razones por las que somos los que somos!

No más de echarle la culpa al otro! No, nos son los políticos, no es el sistema judicial, no es la parapolitica, no es la guerrilla, no son los carteles, no son las pandillas, no son la multinacionales, ni la privatizacion…. SOMOS TODOS! y nuestro cáncer de olvido de que somos una nación y no unos individuos sacando provecho particular.

Yo no tengo la fuerza, no me enseñaron a luchar, solo se escribir lo que algo adentro de mi me dice, pero no sé cómo actuar. Estoy lejos, escondida queriendo un mejor futuro para mi porque me enseñaron a que tengo que buscar un mejor futuro para mi y para mis hijos…. los mios, y suerte con los de los demás. Me enseñaron a que me tengo que cuidar mis espaldas, no las de los demás.

Esa cultura del ser el vivo, el de la malicia indigena. Vergüenza!, eso es lo que me da el solo pensar que en algún punto me creí el cuento de que eso era bueno y algo de lo que debía sentir orgullosa. Cómo es posible que sigamos enseñando eso?!

De niña me enseñaron que hay violencia, que los pobres roban a mano armada y los politicos roban con guantes de seda. Que los impuestos no se ven y se los roban, que en el monte hay guerrilla y no podemos salir, y que no se puede confiar en la ley. Me enseñaron que tenemos que cuidarnos, y que si a alguien lo estan atacando es mejor quedarse callado porque sino lo quiebran a uno! Aprendí a que soy un individuo, egoísta que solo me importa mi estrecho circulo de afecto. Una completa indiferencia social.

Olvidamos a nuestros antepasados! y como dice él todo el tiempo “una nación que olvida su pasado tiende a repetirlo” y ahí estamos, en las mismas y con los mismos emperorando cada vez más. En los colegios no nos enseñan con pasión a luchar por nuestra nación!, a morir por ella!, a morir por el futuro! Me atrevo a decir que el sistemas escolar no esta diseñado para formar ciudadanos colombianos, sino esclavos modernos.

No, a esos que nos tienen sometidos no les combiene que abramos los ojos. Y nos creímos el cuento. En Colombia nos alimentan día a día para vivir temerosos y desconfiados, a sobrevivir como se pueda, a aceptar lo que hay y a morir sin nunca haber sido libres.

El mercado actual de Colombia es sembrar, cosechar y exportar esclavos modernos.

Es hora de dejar LA

Es hora de dejar Los Ángeles pero me voy con 4GB de fotos, paquetes bom bom bum, coffee delight, supercoco,  ducales y un sobre de luloya que me regalaron 🙂

La pasé delicioso, y a pesar de todo lo mejor no fue conocer Hollywood, Beverly Hills o Santa Monica. Tampoco fueron las empanadas, el jugo de lulo, el de maracuyá, el asado de verdad, ni siquiera la bandeja paisa. Lo mejor fueron Alex, Mile, Tuti (o Tootie?), Pink Taco y Toby (Sophie se me quedó en la lista de pendientes cara-a-cara).

Ahora reflexiono……

Alex y Mile son un par de locos! bien pude resultar una loca maniática psicótica con problemas de múltiples personalidades, rituales raros y quien sabe que tanta cosa rara que hay en el mundo. Pero con esas posibilidades en contra, y sin haberme visto una sola vez en carne y hueso—ni siquiera por skype—, me recibieron en su casa, me ofrecieron su mesa, me brindaron cariño, hogar, techo, compañía y encima de todo me sacaron a conocer LA. Ah? La gente así ya no existe, ellos son dos en un millón.

Y yo, mucha animal!!!!! bien pudieron resultar unos proxenetas, locos manitáticos desquiciados que recogen niñas bonitas en los termiales de tren y las venden al mejor postor—pa’ que pero en otros paises me cotizo, por mi peso valgo por lo menos una vaca y tres ovejas, uno nuca sabe en que negocio anda la gente en LA. Pero aún así y todo, me vine a LA después de 9hr por tierra y esperé juiciosa en la estación del tren. Y luego, terminé abusando de su internet, de su fin de semana y de su tiempo con una pelicula malisima!!!! (Nota, no se vean nunca Stand Up Guys, mucha lata!).

Oh, la pasé delicioso!, caminé tanto que me dolieron los pies. Sin mencionar la cruzada por mis shorts que casi que no encontramos.

Inner Lolo: Si la ropa de Cali no me servía en Victoria, no se qué me hizo pensar que la de Victoria me iba a servir en California. Tan brillante yo! me tocó comprar maleta extra para la ropa que me compré y que no me va a servir en Victoria de regreso.

No me quedan sino preciosos recuerdos de esta familia que me recibió con ese calor humano que uno solo puede esperar de los amigos!

Y para variar, del tema de Uribe y History Channel (autor invitado—mas o menos)

La cosa es así, él compartió en su muro una imagen en protesta sobre la reciente elección de Uribe como El Gran Colombiano en History Channel que ha levantado todo tipo de sentimientos entre los colombianos. Como es de esperarse con las cosas de Uribe, la noticia tuvo el grupo de oposicion (al que pertenzco), y el grupo de aliados (al que pertenece muchas personas que conocemos).

Para ser justos, la imagen no es la más acertada (y su amiga T le hizo la observación) y por allí es que traigo esta historia. Le pedí permiso de publicarla porque me parece que sus palabras son muy acertadas e inteligentese. Aquí va.

  • T: Comparar a Uribe con Hitler me parece un poco exagerado, no?
  • Él: La verdad si es exagerado, pero decir que Uribe es el gran colombiano, siendo que aun cuando hizo cosas buenas su gobierno está llena de cosas polémicas, es también ofensivo. 

    Muchos dicen que Uribe fue buen presidente porque puso la cara para acabar con la guerrilla, y se jactan de estadísticas basadas en el gobierno anterior. Pero ¿son esas estadísticas validas? ¿Son bien tomadas? ¿O son como las estadísticas de pobreza que fueron polémica hace algunos años? ¿Será que el porcentaje de gente desplazada, muerta y lo demás de las zonas de distención se están suman a lo que en verdad logro?… Cerrar los tratados de paz y eliminar las zonas de distensión no es lo mismo que hacer algo… la otra pregunta que falta hacer es Fuera de eso, ¿Qué más hizo? ¿Mejoró la salud? ¿Mejoró la educación en Colombia? ¿Creó más empleos con mejores sueldos? ¿Cuidó los recursos naturales de Colombia? ¿Devolvió el país a los colombianos y no a manos privadas (porque decir que privatizar es la solución a los problemas, es como decir que el presidente de Nestlé – http://aristeguinoticias.com/2204/mundo/propone-presidente-de-nestle-privatizar-el-agua/– tiene la razón, que se debe privatizar el agua para que la gente aprenda a cuidarla)? 

    Para mí, poner la cara a los problemas no es lo mismo que intentar solucionarlos. De nada vale pedir perdón cuando se tomó una decisión equivocada y no se intenta reparar el daño que se hizo. 

    Lo que me parece más triste es que las personas idealizan a una persona basándose en lo que dicen los medios y no en la realidad… pero igual, que otra fuente de información tenemos… mientras los Colombianos no tengamos conciencia del pasado y de lo que acarrea todas nuestras decisiones, seguiremos teniendo los mismo errores… la historia es para eso, pero igual no es valorada en Colombia.

    En fin, este es un tema que no tiene fin. Lo que quiero decir es simplemente, Uribe no lo pueden catalogar como el GRAN COLOMBIANO porque 1 millón de votos en una encuesta que pocos sabían no representa al resto de Colombia. Sería mejor un título como, “Uribe y su obra, lo que hizo y dejo de hacer por los Colombianos”

Fotos matrimoniales…¿con filo narcisista?

Siempre hay una oleada controversial sobre las razones de publicar fotos en facebook. Para mi, (que por cierto tengo la cosa bien restringida) es la forma de compartir con mis amigos y familiares las cosas bonitas y cheveres que me pasan en la vida. Pero para otras personas es un evidente grito de atención. Cada quién hace lo que quiera, pero cuando lo hace público pues dan pie ¿no?.

He notado, que los matrimonios son un caso propenso a grito de atención.

Ah no, no escribo en modo resentida porque no tengo ese álbum (y si lo tuviera no sería público), lo mio es más una observación de esas que suelo hacer al conjunto de notificaciones que llegan a mi facebook. En dónde por cierto hay de todo, no solo de mis contactos, mis conocidos de la vida, sino que también de sus contactos, que dejan abierto todo y como buena exploradora (psicótica!!!) que soy he llegado a ver y escarbar.

Las fotos matrimoniales me encantan tanto como las de los cumpleaños, donde todo el mundo esta feliz y suele haber pastel!! Pero a diferencia de los cumpleaños hay una particularidad que he detectado de estas fotos cuando suben su estatus de foto-en-album a foto-de-perfil… y particularmente sólo aparece la novia (aunque es más extraño  cuando es la novia posando con otros invitados, y no con el novio).

Mi análisis de fotos de facebook viene amarrado a un recurrente hábito que tengo de verme esos programas de matrimonios en donde se gastan una fortuna absurda en vestidos y pasteles,  donde la novia es una loca total, o donde el centro de todo es la decoración (mi verdadero motivo para vérmelo— a mi me encanta arreglar fiestas y hacer pasteles, pero no hay programa de cumpleaños, esto es todo lo que hay, y hay ideas cheveres en medio del drama). Así parezca postizo y todo, no creo que sea muy alejado de la verdad, de que las novias son el centro del matrimonio. 

La verdad es que a los hombres todo esto les vale cinco pesos, el pastel, las velas, la decoracion, o incluso el famoso vestido (se va a casar con ella, yo creo que la va a ver igual de linda en un costal de mimbre!), son prácticos, llevan siglos casandose con el mismo ajuar. No los culpo, yo también le saco el rabo a todo ese voleo.

Pero los hombres, para evitarse la tragedia y la pelea (porque digame si una mujer no compra pelea gratis) las dejan hacer lo que quieran, al final de cuentas, a ellos les da igual. En eso no tengo objecion, reclamo, ni comentario, cada quien hace con su plata lo que quiera y por eso los que arreglan fiestan tienen un buen trabajo (—viendo el mercado laboral por si lo de la ingenería no da—).

Ahora si el fondo. A mi me parece muy bonito ver el album en facebook llamado “Nuestra boda” en lugar de “Mi boda”, siento que es una gran diferencia. Me da buena impresión cuando los esposos  ponen de perfil la foto juntos (donde se ven felices) mas que la foto de la novia sola  como si se hubiera casado sola, y su marido es un coprotagonista del evento.

No sé, creo que ver esas fotos donde aparece la novia sin el novio en al foto de perfil de facebook es como de mal gusto, es como si de todas las fotos que subió de su álbum, esa es la que mas le gustó y no en la que aparece compartiendo la felicidad  con su ya “esposo”.

Cada quién hace lo que quiera, no estoy juzgando, simplemente hago una válida observación. Y observo lo que parece ser, mujeres con sobredosis de narcisismo.

PD: No me he encontrado con el caso contrario, en mi red de contactos el fenómeno es con las mujeres.

Salvar? a los niños de África

Atención! el siguiente post contiene una posición personal respecto as lo que yo creo significan las donaciones en general, no es nada eran contra de las organizaciones humanitarias y mucho menos una posición en contra de la vida. Los comentarios son bienvenidos como siempre si su autor es capaz de respetar mi opinión.


Africa es para mi, la versión mundial de los mendigos de mi ciudad. Se acostumbraron a vivir de la limosna del mundo y por eso no salen adelante como continente a pesar que lo tienen todo, incluso lo malo. Para mi, todo parte del hecho que la riqueza del mundo está mal repartida. De esa manera el que menos tiene, quiere que el que si tiene “le regale”, bajo la premisa de que precisamente “no tiene”. Y entonces, ¿qué ha hecho Africa con años y años y años de donaciones proveniente de todo el mundo, organizaciones de todas partes, voluntarios de todos los rincones del planeta? Probablemente lo mismo que los mendigos de mi ciudad; se la gastaron toda sin preocuparse por el futuro, porque al fin de cuentas las limosnas siguen llegando.

En que momento, Africa se volvió el mendigo del mundo? Cómo los demas países se empezaron a sentir responsables de lo que pasa en Africa y de su bienestar?

Ah! claro, hay miles de razones políticas en la base de todo esto, politicas y económicas. Para muchas de estas potencias mundiales, Africa es literalmente una mina de oro. Para explotarla, para invadirla, para saquearla, para experimentar con ella. Y mientras eso ocurre es mi instinto de que se esconden debajo de las donaciones (hoy por ti mañana por mi) y de alguna manera, nosotros desde nuestra vida del común estamos co-financiando todo cuando le donamos 50 centavos a unicef.

No, no creo que estemos salvando a los niños de Africa. Creo que al igual que los mendigos de mi ciudad, los niños son un elemento de marketing, de pesar, de tristeza, de conmover el corazon, de venta de imagen para que la limosna siga llegando.

Yo no dono porque si, a mi el dinero no me llega gratis, yo trabajo por él, y estoy segura que en Africa hay mucho que hacer. Aqui va un hecho, que sin ningun estudio que me respalde me atrevo a asegurar: los africanos son fisicamente superiores a muchas razas del planeta, son mas fuertes, son mas resistentes, son mas duros. Me parece inexplicable se la dejen montar de tanto blanco incípido.

Confío en mi ignorancia, en el hecho de que así como sufro de que sea juzgada de traficante de cocaína por ser colombiana, yo puedo estar juzgando africa como el todo, sin tener el panorama completo. Pero bueno, eso es lo que la ONU y hollywood nos vende.

Mi fórmula balanceadora

He aquí la fórmula balanceadora de mi composición genética.

Mi habilidad más popular que puedo considerar una ventaja es atribuida a mi capacidad de razonar y de pensar sobre muchos escenarios, lo que para efectos generales me convierte en una persona lógica y racional y me ha llevado a tomar buenas decisiones la mayoría de las veces. Sin embargo para poder coexistir con el mundo, la genética me creó emocional y psicológicamente inestable para tener una vida aceptablemente balanceada.

Esa es mi fórmula, no estoy loca ni me falta un tornillo, estoy balanceada.